La boda de Laura y Germán en Canalejas

Germán y Laura se conocieron a través de Bea, una de las mejores amigas de Laura y prima de Germán. Tras varias salidas y buenos momentos juntos, Germán le pidió matrimonio en Londres.

Laura no tenia nada claro cómo quería su vestido de novia, pero sí que quería muchas flores.

La boda de Germán y Laura La boda de Germán y Laura .

Se puso en manos de Sole Alonso quién le enseñó unas maravillosas telas bordadas con flores que fueron un auténtico flechazo.

Para los zapatos eligió a Salo Madrid quienes te hcen los zapatos de novia a medida y te dejan elegir la piel, color y tacón que quieras. Detalle muy importante para novias que buscan comodidad. ¡Laura aguantó toda la noche con ellos!

El maquillaje y peinado corrió a cargo de Rebeca Pulido quien dejó a Laura radiante.

Como joyas llevó su anillo de pedida y unos pendientes de su abuela que su hermana también llevó el día de sus boda.

El ramo era de Alfabia Flores.

Germán estaba guapísimo con un chaqué de MAN.

La novia llegó a la iglesia en un precioso antiguo Mercedes-Benz blanco de su suegro que trajo desde Bilbao a Madrid para este día tan especial.

Se casaron en la cripta de la Catedral de la Almudena por su originalidad y belleza.

Posteriormente tomaron rumbo a la Finca Canalejas en El Escorial donde disfrutaron de un cóctel y cena sentados al aire libre bajo las luces de guirnaldas  de NeoLuz, que crearon un ambiente de lo más acogedor.

La decoración floral de mesas y de la finca fue obra de Bukka Flores. 

Para la decoración de meseros, sitting plan y todos los detalles de boda, contaron con la ayuda de nuestra chica Cardamomo Catering Laura, quien ejerció de perfecta wedding planner.

Abrieron el baile con “Noches de boda” de Sabina ya que les pareció bonita y muy original. El resto de la noche bailaron al ritmo de Caco de Hey Mickey!.

Una noche inolvidable y muy especial que Días de Vino y Rosas capturó al detalle con estas fotos tan bonitas como muestra de ello.

Para la luna de miel se fueron con DeViaje a Japón, Hawaii y San Francisco.

¡Os deseamos lo mejor!