¿Cómo teñir el azúcar?

¿Tenéis peques en casa?, una manera de introducirles a la cocina es hacer de ésta un juego. Algo divertido y que les llame la atención es una muy buena forma de que aprendan a cocinar.

Hoy os proponemos cómo teñir el azúcar, que podréis utilizar para decorar vuestros postres.

¿Qué es lo que vamos a necesitar?:

  1. Un contenedor pequeño.
  2. Colorante para comida. Lo podéis comprar líquido o en pasta.
  3. Guantes de látex o vinilo. Es importante que os los pongáis porque se manchan mucho las manos.
  4. Un tarro de cristal.

Pasos para teñir el azúcar:

  1. Ponemos la cantidad que queramos de azúcar dentro de nuestro contenedor.
  2. Poneros los guantes de látex y ahora es el momento de sacar los artistas que lleváis dentro: Agregad el colorante al azúcar. Id echando el colorante gota tras gota. Así iréis pasando de un color más claro a uno más oscuro.
  3. Amasad el azúcar con el colorante. Hacedlo hasta que se quede un teñido uniforme. Si el color os ha quedado muy oscuro lo que tendréis que hacer es echarle más azúcar y volver a amasar.
  4. Cuando ya tengáis el azúcar coloreado os recomendamos que no lo guardéis hasta que no pasen unas horas. El azúcar tiene que perder la humedad del colorante que hemos usado. Si lo guardamos nada más teñirlo, lo que pasará es que saldrán “bolitas de azúcar”.
  5. Una vez seco, guardadlo en un tarro de cristal, tiene que ser hermético. Así os aguantará conservado durante unos 7 meses. No llenéis el tarro, dejad más o menos 1/4 del recipiente vacío.

malow3

Foto: Yasmin Limbert