Regalos para invitados

Una boda debe ser lo más divertida posible y representar al máximo vuestra esencia. Los invitados, además de ir a pasarlo bien, quieren compartir con vosotros este día tan especial y celebrar vuestro amor. Por lo que es conveniente tener un detalle con ellos y organizarlo con tiempo y mimo para dar rienda suelta a la imaginación y sorprenderles con detalles originales que serán un recuerdo inolvidable del día de vuestra boda.

Ideas de regalos para invitados de boda

 

Si sois amantes de la música y os gustaría compartir con vuestros invitados las canciones que han marcado vuestra historia de amor y que mejor os representan, ¿por qué no grabarles un CD, un pen-drive o crear una lista de Spotify con las canciones que suenen en vuestra boda? Así cada vez que las escuchen pensarán en vosotros.

 

Para los días de verano, un detalle con el que acertarás seguro son los abanicos, sombrillas y gorros. ¡A tus invitados les encantarán! Además si la boda es al aire libre, y hay hierba, los cubre tacones volarán de las cestas.

 

Si alguno de tus invitados van a ser papás próximamente, dejarles una galletita con forma de bebé en la mesa donde se vayan a sentar será una sorpresa muy emotiva.

 

Para que tus invitados bailen toda la noche sin parar y después no sufran las consecuencias, en Cardamomo Catering afirmamos que un kit antirresaca es imprescindible en una boda. Tiritas, chicles, aguja e hilo, pañuelos, horquillas y gomas de pelo, y una chocolatina serán un detalle muy bien recibido por tus invitados.

 

Un sitting plan con polaroids de fotos de los invitados es una forma de garantizar la sonrisa de tus amigos durante la boda.

 

Para los chicos, una mesa como la de “El Rincón del perfecto caballero” que Paula y Sergio prepararon para su boda será una apuesta segura. Con petacas con sus nombres, cerillas, puros, pitillos… ¡A los chicos les encantar! Un detalle genial para tener con los testigos del novio.

 

Una cerveza o botella de vino con vuestro nombre tendrá muchísimo éxito ya que los invitados disfrutarán de cada sorbo a vuestra salud.

 

Por último, hacerles partícipes de vuestra felicidad. Para ello, ¿por qué no jugar a mensaje en una botella? Dales papel y boli y que guarden en una botella los mensajes que les gustaría que leyeseis dentro de 5 y 10 años. ¡Les parecerá una idea de lo más original!

¡Esperamos daros algunas ideas!