Tarta de queso y calabaza

Con Halloween a la vuelta de la esquina, para los que lo celebréis, y en pleno otoño, queremos compartir con vosotros la receta de un postre diferente y de lo más otoñal tarta de queso y calabaza

La calabaza es una de las verduras estrella en esta época del año y que ofrece un montón de posibilidades para recetas tanto dulces como saladas. Aunque en España no estemos acostumbrados a pensar en la calabaza como ingrediente para hacer dulces, en muchos países, sobre todo de habla inglesa, es muy típica para realizar postres en Acción de gracias o Halloween.

¿Empezamos?

Ingredientes

Para la base:

  • 1 bolsa de galletas María o
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal.
  • 3 cucharaditas de canela.
  • 2 cucharaditas de jengibre.
  • 2 cucharaditas de nuez moscada.

Para el relleno:

  • 1 tarrina de queso philadelphia.
  • 1 taza de azúcar blanco.
  • 1/4 taza de azúcar moreno.
  • 2 huevos
  • 75 grs de calabaza asada o hecha puré
  • 125 ml de nata líquida.
  • 3 cucharaditas de canela
  • 2 cucharaditas de vainilla.

Preparación

  1. Empezamos preparando la base. Para ello trituramos una bolsa de galletas (las que más os gusten), derretimos la mantequilla y mezclamos la mantequilla y las galletas junto con las especias en un bol.
  2. Una vez tenemos una masa uniforme, cogemos un molde para tartas y lo cubrimos para obtener una base de galleta firme.
  3. Mientras preparamos la base, ponemos a asar en el horno unos 75 grs de calabaza.
  4. Para el relleno, en un recipiente grande, mezclamos todos los ingredientes del relleno y añadimos la calabaza asada. Los mezclamos bien con una batidora hasta obtener una crema homogénea.
  5. Calentamos el horno a 180ºC e introducimos el molde durante 15 minutos. Una vez pasados, bajamos la temperatura a 165ºC y dejamos que se hornee durante media hora más. Pasada la media hora, dejamos enfriar el horno con la puerta entreabierta.
  6. Por último, guardamos la tarta en la nevera para poder consumir al día siguiente.
  7. Para finalizar, podéis decorarla con nata montada y nueces.

¿Os animáis a probarla? ¡Seguro que os encanta!

 –